«Nada más mirar a Diana, su vecina, se abstrajo un momento.
Muy poco.
Tres vidas juntos