«Quien le conocía sabía perfectamente que durante muchos años el sol sólo salía por el Edificio Telefónica